Uncategorized

Un día en Wimbledon

IMG_2851

 

Después de siete horas y treinta minutos de hacer fila finalmente pudimos entrar. No importó el sol, el calor de 38 grados centígrados, tener el número 09913 en la fila, la incertidumbre de saber si entraríamos o no. Únicamente nos formamos y esperamos, esperamos más, y después un poco más. Sin embargo, bien valió la pena.

El sábado 4 de Julio del 2015, nos despertamos a las 5:30am, a las 6:30am pedimos un Uber y llegamos a The Championships, Wimbledon a las 7:00am. Inmediatamente me acerqué a uno de los mariscales encargados de guiar a los asistentes y le pregunté sobre donde debía colocarme para entrar al torneo. Nos señaló una bandera a unos 500 metros, y nos dijo que allí debíamos ir para empezar a hacer fila. Con un paso acelerado, rebasando a otros asistentes, fuimos rápido a formarnos. Al llegar nos dieron nuestro número de espera. Estábamos formados en #TheQueue.

IMG_2793Los ingleses son expertos en hacer fila. Para conseguir las mejores entradas muchos de ellos no se forman, acampan. En Wimbledon, hacer #TheQueue es una gran tradición que cuenta con un código de ética muy bien establecido y respetado por todos. Inclusive cuentan con una guía official.

IMG_2810

Durante #TheQueue, miles de personas extendían sus cobertores, hacían picnics, comían frutas, sándwiches, snacks, bebían cerveza y champagne, mucho champagne. Al parecer beber champagne es una tradición en Wimbledon. Durante el tiempo que estuvimos formados, el sonido más frecuente era el descorche de las botellas.

IMG_2794IMG_2799

Conforme avanzamos a la siguiente sección del parque la expectativa crecía. Empezaron a aparecer las pantallas que trasmitían momentos de los partidos que estaban curso, entrevistas con jugadores, cápsulas informativas sobre el torneo, y unos videos que elevaban el sacrificio de hacer #TheQueue al nivel de la Odisea de Homero, con música épica y todo. Además, los #hashtags con preguntas que invitaban a conectar y compartir experiencias con otros fans en las redes sociales aparecía por todas partes. La fiebre de Wimbledon se vive también en internet.

IMG_2827

 

Justo en el momento en el que el cansancio se hace presente y el cuerpo empieza a ser vulnerable, las marcas aparecen con acciones de posicionamiento de producto. Que te regalen una bebida refrescante cuando llevas todo el día bajo el sol, o un café cuando estas más cansado, para los mercadólogos, es la oportunidad suprema para añadir valor a la experiencia de usuario (o asistente). IMG_2830

 

Finalmente, después de refrescarnos con una rica bebida, y recargar energía con un delicioso café italiano :), hicimos el último recorrido para entrar a las canchas. Hacer #TheQueue es una experiencia similar a la de hacer fila para subir a la montaña rusa más popular de un parque temático. Para crear una experiencia multimedia, escondidos entre árboles y plantas que marcan el camino de la fila se encuentran bocinas que lanzan sonidos de un partido de tenis; golpes de pelota, jugadores pujando, árbitros gritando, público aplaudiendo y gritando durante puntos emocionantes.

IMG_2853

IMG_2859IMG_2862

Ya adentro, la mezcla entre el cansancio de hacer fila por muchas horas y la euforia de estar viendo tennis en vivo se suman a la intensidad de la atmósfera del torneo, la cual sobrepasa cualquier expectativa.

IMG_2884
#TheHill

IMG_2865 IMG_2871 IMG_2877 IMG_3223Definitivamente los ingleses tienen un gran tradición en la producción y organización de eventos, pero Wimbledon sin duda es rey.

Algunas de las cosas que me llamaron la atención fueron las siguientes.

  • El nivel de atención a los asistentes es impecable. Tener personal con empatía hacia los asistentes, que sienten una afiliación honesta hacia la causa del evento, que además sean cordiales y siempre te atiendan con una sonrisa hace todo más fácil, placentero y crea una experiencia agradable.
  • La posición estratégica de los espacios de activación de marca importa. La organización del eventos selecciona muy bien las marcas con las que trabaja, respetando y cuidando estrictamente que no haya otras marcas para evitar el ambush marketing.
  • Información. Todo está señalado, no dejan detalle sin atender. La respuesta a cualquier pregunta que puedas tener la encuentras en alguno de los folletos del evento, página de internet, señalamiento, etc. Contar con la información necesaria para los asistentes facilita las cosas y sirve para prevenir accidentes.
  • Personal. La cantidad de personal que trabaja en el evento es impresionante, están por todos lados. Seguridad, puntos de información, voluntarios, guías, limpieza, emergencias, etc… Contar con personal suficiente y con una buena organización de sus tareas y responsabilidades hace la diferencia. Todo fluye naturalmente.
  • Branding. Todo fuera y dentro del torneo esta diseñado y pensado para posicionar la marca Wimbledon. Todo espacio, producto o experiencia añade valor a la marca.
  • Perspectiva a largo plazo. No por nada el torneo lleva 138 ediciones. La organización cuida de los asistentes como si fueran a regresar cada año, se esmeran en hacer sentir a los asistentes como parte de un exclusivo club. Este cuidado de los asistentes no solo crea lealtad, sino que fomenta la promoción de boca a boca.

Por todo esto y más, espero poder volver pronto a The Championships, Wimbledon. 

Advertisements

One thought on “Un día en Wimbledon

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s