Uncategorized

Nadie necesita teoría francesa

baudrillardjpg1

Deriva Continental

El siguiente texto corresponde a una entrevista que realizó Deborah Solomon al filósofo francés para el New York Times el 20 de Noviembre del 2005.

Entrevista entre Jean Baudrillard y Deborah Solomon (DS)

DS Como uno de los filósofos más celebrados de Francia, puede darnos su impresión sobre el descontento civil que está enfrentando a una generación de jóvenes contra el resto de un país? 

Se pondrá peor y peor y peor. Durante mucho tiempo, fue una coexistencia y convivencia amistosa, pero los franceses no han hecho mucho por integrar a los musulmanes, y ahora hay una división. Nuestro sentido orgánico de la identidad como país de la identidad se ha dividido.

DS Tal ves eso era inevitable. Muchos de nosotros nos sorprendimos el año pasado cuando el gobierno francés prohibió el hiyab, los pañuelos en la cabeza y otros emblemas religiosos de las escuelas públicas.

Sí, en Estados Unidos hay más una historia de inmigración. América está constituido por las comunidades étnicas, y aunque pueda que compitan entre sí, América sigue siendo América. Incluso si no hay estadounidenses que viven en los Estados Unidos, América seguiría existiendo. Francia es sólo un país; América es un concepto.

DS Está usted diciendo que América representa el ideal de la democracia?

No, la simulación de poder.

DS Con 76 años, usted sigue impulsando su famosa teoría sobre “simulación” y el “simulacro”, que sostiene que las imágenes de los medios se han vuelto más convincentes y reales que la realidad.

Todos nuestros valores son simulados. ¿Qué es la libertad? Tenemos una opción entre comprar un coche o comprar otro coche. Es la simulación de la libertad.

DS Así que usted no cree que los Estados Unidos haya invadido Iraq para promover la libertad?

Lo que queremos es poner al resto del mundo en el mismo nivel de enmascaramiento y parodia en que estamos nosotros, para poner al resto del mundo dentro de la simulación, así todo el mundo se vuelve un artificio total, y entonces somos todopoderosos. Es un juego.

DS Cuando usted dice “nosotros”, ¿de quién está hablando? En su nuevo libro, La Conspiración del Arte, usted critica duramente este país. 

Francia es un subproducto de la cultura americana. Todos estamos en esto; todos estamos globalizados. Cuando Jaques Chirac dice ‘¡no!’ a Bush sobre la guerra de Irak, es una ilusión. Es insistir en la excepcionalidad francesa, pero no hay ninguna excepcionalidad francesa.

Ds Difícilmente. Francia decidió no enviar soldados a Iraq, lo cual tiene un significado real para incontables soldados, para sus familias y para el Estado.

Ah, sí. Estamos “en contra” de la guerra, por que no es nuestra guerra. Pero en Argelia, era la mismo. América no envió soldados cuando nosotros peleamos la guerra de Argelia. Francia y Estados Unidos están del mismo lado. Hay solamente un lado.

DS ¿No es ese tipo de razonamiento simplista por qué la gente se harta de los intelectuales franceses?

No hay más intelectuales franceses. Lo que usted llama intelectuales franceses han sido destruidos por los medios. Ellos hablan en televisión, hablan con la prensa, y ya no están hablando entre ellos.

DS ¿Cree que hay intelectuales en América?

Para nosotros, estaban Susan Sontag y Noam Chomsky. Pero es es chovinismo francés. Contamos nosotros mismo. Nosotros no prestamos atención a lo que viene de fuera. Aceptamos solamente lo que inventamos.

DS ¿Era usted amigo de Susan Sontag?

Nos veíamos de vez en cuanto, pero la última vez fue terrible. Ella vino a una conferencia en Toronto y me criticó por haber negado la existencia de la realidad.

DS ¿Lees los trabajos de escritores norteamericanos?

Leí muchos, muchos novelistas estadounidenses. Updike, Philip Roth, Truman Capote. Yo prefiero la ficción americana a la ficción francesa.

DS Quizá la literatura francesa cayó presa de la teoría francesa?

Desafortunadamente, la literatura francesa cayo presa de sí misma. No necesitaba la teoría francesa para morir. Murió por sí misma.

DS Algunos aquí sienten que el estudio de las humanidades en nuestras universidades ha sido dañado por la incursión de la deconstrucción y otras teorías francesas. 

Ese fue el regalo de los franceses. Dieron a los estadounidenses una lengua que no necesitaban. Era como la Estatua de la Libertad. Nadie necesita teoría francesa.

 

Continental Drift es un extracto del libro Jean Baudrillard: From Hiperreality to Disappearance: Uncollected Inteviews, editado por Richard G. Smith y Davis B. Clarke.

La entrevista original © ‘Questions for Jean Baudrillard: ‘Continental Drift’, New York Times Magazine, 20 Noviembre 2005, 22.

 

 

 

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s